Brebajes

Poemas cortos

En el ducto de la ventilación
vive una golondrina

El viento seduce a las hojas y las alborota
las despeina

Entonces la luna se puso su traje más pequeño
y la noche quedó, con unos pocos astros atontados

El presente es una sucesión de fotografías
miles de tomas se hacen cada vez que respiramos

Si algo puede salvar al mundo
no es la poesía, ni la música, ni la prédica:
es la solidaridad

Veo a mi calavera
Baila Charleston
sobre mi tumba

La suerte está afuera esperando, pero hay que ir a
buscarla
Antes que se desmejore y enflaquezca

El arte es cierta forma de claustro

Quisiera acompañarte en la caverna abisal del útero
entretenernos con las sombras y el sonido oceánico
del vientre

Si te fijas con detenimiento
notarás que en mi espalda están creciendo
unas breves articulaciones con plumilla

Nada más virginal
y libre de prejuicios
que una hoja en blanco

Quisiera encerrarme conventualmente
en el espacio cúbico de mi organismo

Jorge
en tu lecho
Gracias
por la poesía

¿Será posible escribir después de muerto?

Me toca ahora ser
como la ropa doblada en los armarios

Él, que tenía una luz increíble
terminó convertido en arbusto seco

Uno debe liberarse de los lobos internos
que le muerden la niñez

Hay rostros escondidos
en los árboles, en las rocas
en los mosaicos del piso

La música es el componente inmaterial
que le faltaba a la tierra

Los goznes de la puerta
dejaron salir espíritus de siglos:
cuadrúpedos barbados te violaron

Vengo manchado de nostalgia
buscando a los muertos entre los vivos

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s